Comentario Semanal Star Trek Discovery 1×07

Cuando terminé el especial de Halloween y tuve que dedicarme a pleno a cuestiones académicas, así que este espacio quedó abandonado unas semanas. Ahora que zanjé esos asuntos, estoy devuelta y voy a comentar los episodios que quedan de la primera mitad de la temporada de Star Trek Discovery,  que no va a volver a emitirse hasta enero. Empecemos con el séptimo.

Si leyeron mi comentario anterior, se habrán dado cuenta de lo poco que me gustó “Lethe” y, aunque hay cosas que viendo el episodio que comento hoy me hicieron cambiar de opinión sobre el mismo, sigo afirmando que me resultó uno de los peores de esta primer temporada de la serie hasta el momento.

Star Trek Discovery by Ben Mark Holzberg CBS Header

Por suerte, “Magia para enloquecer al hombre más cuerdo” es uno de los más divertidos. En éste, Harry Mudd regresa. Planea descubrir los secretos de la Discovery para luego decírselos a los klingon y así vengarse de Lorca y Ash Tyler por dejarlo en la prisión. Como no es muy hábil para lograrlo, encierra a todos en un bucle temporal. Lo que arruinará sus planes será Stamets que, estando modificado por el micelio, el bucle no lo afecta.

 

tumblr_oymr3q7Ia01wcyh2ao5_r2_400.gif

Michael Burhnam va descubriendo su lado más humano. Se dará cuenta de su interés por Tyler y tendrá momentos geniales con Stamets, que va a buscar su ayuda para salir del bucle. Es un capítulo clave en su evolución, que retoma lo que dejó “Lethe”. Aquí se sientan las bases para unir definitivamente a la tripulación, cosa que ya se hacía esperar. Si no me gustó nada el Stamets del anterior, en este séptimo capítulo se luce. Ash Tyler sigue sin decirme nada, está empezando a integrarse, pero tiempo al tiempo.

Varias veces estaremos en una fiesta que se celebra en la nave, cosa que para mi no estuvo fuera de lugar y aportó ligereza y entretenimiento en medio de tanta solemnidad y pasados profundos. Rainn Wilson, el actor que interpreta a Harry Mudd, se nota que se la pasó en grande haciéndolo, realmente es gracioso y algo amenazador, teniendo en cuenta que ni el temerario Lorca podía con él.

Star-Trek-Discovery-b88be458

Poco más me queda que añadir, con un buen ritmo, momentazos entre personajes (cuando Stamets le habla a Burnham sobre el amor se consigue una escena íntima y enternecedora), el tema espacio-temporal que siempre gusta y un villano carismático, “Magia para enloquecer al hombre más cuerdo” (cita proveniente de La Ilíada que refiere al amor) hace pasar un muy buen rato.

 

 

Anuncios

Comentario Semanal Star Trek Discovery 1×06

Tanto el capítulo cuarto como el quinto han puesto temáticas interesantes en la primera plana, personajes e interacciones que quería ver más en pantalla, por lo que esperaba con ansias el poder saber cómo continuarían con este sexto. Apenas pude, fui corriendo a verlo y resultó una gran decepción.

“Lethe” comienza con Sarek, el padre de Spock y tutor de Michael Burnham, en peligro. Burnham se da cuenta por una conexión mental y de alma que tiene con él y pretende encontrarlo y salvarlo. Sin embargo, parece que Sarek tiene algún secreto y no se la va a dejar fácil a la humana criada por vulcanos.

Mientras esto sucede, la almirante Cornwell visita a Lorca, pues está muy preocupada por cómo está manejando la Discovery y sospecha de que no está bien mentalmente. Así que el capitán tendrá que lidiar con su amiga o correrá el riesgo de perder su puesto.

star-trek-discovery-lethe-photo001-1508536618218_1280w

Mi principal problema con este capítulo es cómo deja completamente de lado todas las temáticas o desarrollo de personajes interesante que se venía produciendo. Stamets, al cual vimos por última vez contento por el resultado de su experimento, parecía estar en pareja con el doctor y dejaba el episodio anterior con un cliffhanger, aparece poquísimo sólo para hacer chistes. Totalmente opuesto al distante científico que venía siendo.

Saru apenas aparece, de Ash Tyler – el nuevo integrante de la Discovery que estuvo en la prisión klingon con Lorca – seguimos sabiendo poco y nada, simplemente el capitán lo pone de jefe de seguridad  y es la primera vez que los klingon ocupan poco tiempo en pantalla, quedando como un elemento del final. Lo cuál no quiere decir que los eché en falta, si no que T’Rell en el anterior había mostrado cierto matiz que algo llamó mi atención y deseaba ver más de eso. Así que en lo que respecta a personajes y tramas interesantes emergentes, nos podemos olvidar por ahora.

Lo anterior no tendría tanta importancia si al menos el argumento de “Lethe” fuese atrapante o plantee nuevas historias o matices a otros personajes tan buenos o mejores que las de “Elija su dolor”, pero no es el caso.

giphy7

Primero tenemos a Sarek, que ya como vulcano falla, pareciendo en ocasiones más emocional que otras. Su relación con Michael, que en el prólogo me interesó, ahora no me despertó nada. Bastante flojo, además de que se entiende muy rápido lo que pasa en su mente. Tillie sigue sin convencerme. Ojo, hay escenas en las que funciona como la agradable compañera de cuarto, pero esa escena en la que no quiere correr y sólo porque Burnham le dice unos datos de la nada tiene energías, no me cierra. Le dan demasiado diálogo a comparación de otros personajes eclipsados. Este podía ser el momento, como ya mencioné, para conocer al recién jefe de seguridad, Tyler pero tampoco nos dan el gusto.

vlcsnap-2017-10-18-12h41m44s215-640x360

Nuestra protagonista va un poco mejor encaminada. Sabemos más de su conflictivo pasado y tiene un poco más de camaradería con la tripulación. Sin embargo, sale a flote un problema que ya describí hace unas semanas: la dualidad humano-vulcana no está muy lograda. Siempre el guión la expone como un sujeto más emocional e impulsivo que un ser que intenta regirse por la lógica.  En parte aclaro que me gusta que la tripulación de la Discovery esté llena de marginados, raritos y gente a la que la flota estelar mira con el ceño fruncido, aunque a veces es el recurso que se utiliza para que nos caigan en gracia fácilmente. Aún así creo que en el caso de Michael Burnham intentan lograr lo que se consiguió con el señor Spock (incluso fueron criados por la misma pareja), personaje icónico si los hay y me parece que eso pone trabas para hacer de ella un personaje único y con algún lugar importante en el futuro de este universo. Por lo que sugiere el final, parece que está bastante resuelto este conflicto y se van a acomodar las cosas en dirección a que se reconozca más humana, pero estoy algo escéptica.

110502_0953b

Por fin llego a lo mejor de este episodio y casi lo que más me entusiasma de la serie hasta ahora: el capitán Lorca. Su desarrollo viene bien, empezamos a saber un poco más de su pasado y de su psiquis. Aquí se lo vio con un poco más de conexión con la tripulación: nombra a Tyler en reemplazo a Landry, decide sin dudar ir en rescate de Sarek tan solo por Burnham (y parece que es muy preciada para él) y bromea con Stamets. El dilema de “Lethe” se plantea desde la almirante Cornwell y cómo ella va descubriendo que hay muchas cosas por contar del enigmático capitán. Teniendo en cuenta los traumas que le generó la Buran, la prisión klingon y sus decisiones opuestas a la flota estelar, ¿debería seguir dirigiendo la nave más valiosa para la guerra? Obviamente, no queremos que eso ocurra; y el mismo Lorca menos, por lo que parece que modificará su modus operandi. Sería inaceptable para él quedar fuera del mando en plena guerra.

Ya tengo poco más que comentar. Con escenas cursis, tramas que cansan y supuestas “sorpresas” completamente predecibles, “Lethe” es uno de los más aburridos por el momento en esta primera mitad de temporada. Ojalá el próximo episodio continúe en la línea del quinto y se redondee un poco más a los integrantes de esta tripulación con mucho potencial.

giphy8

Ayer se ha anunciado que habrá segunda temporada de Star Trek Discovery y no puedo dejar de considerarla una gran noticia. Quizá la construcción de la buena historia que esto puede llegar a ser tarde en concluírse, pero, como recuerdan numerosos trekkies en twitter, ¿no ha pasado que grandes series de la franquicia han tardado hasta dos temporadas en convertirse en lo buenas que son? Pensando en ello, no pierdo las esperanzas en que la Discovery tomara el rumbo al que puede llegar. Hasta que ocurra, larga y próspera vida.

 

 

 

Comentario semanal Star Trek Discovery 1×05

Al terminar el capítulo cuatro, quería pasar más tiempo con un grupo de personajes del show que me atrae: Michael Burnham, nuestra protagonista, Saru y, cómo no, el capitán Lorca. El resto todavía no me llegan a interesar, además de que éstos tres presentan los conflictos y son piezas con gran participación en el argumento.

Pues bien, para este episodio 5 esperaba seguir conociendo a los mencionados y ver si el resto me llegaban más. ¿Lo logró? Mmm, mejor paso a dar mi impresión.

images (1)

Aquí siguen un poco el dilema ético que se presentó en el anterior: si está bien usar la tecnología de las esporas a pesar de que el tardígrado sufra y tenga el gran riesgo de perder la vida. Al final tiene una resolución interesante, que deja lugar a otro posible avance que veremos desarrollado en el próximo capítulo. Nuevamente, creo que este problema estuvo bien ejecutado porque es difícil ponerse de un lado. Hay muchas vidas en juego en plena guerra y se necesita poner a la tecnología de la flota estelar a la par de la de los klingon. Es difícil darle la razón a alguien y tachar a otro del gran equivocado. Igualmente, entiendo que puede tener críticas, ya que se resuelve abruptamente y de la manera que quería la protagonista, sin mucha más indagación o complejización.

images

Ese intermedio lo representa bien el ingeniero Stamets, que parecía ignorar el bienestar de la criatura con fines científicos; pero comprendió y buscó alternativas. Incluso introducen al personaje del doctor y resulta que es pareja de Stamets (constituyen la primera pareja abiertamente homosexual de la franquicia), que tiene mucho que ver con la empatía que adquirió el ingeniero por el tardígrado. No es su capítulo, pero me está cayendo mejor el personaje. Me gustaría ver un buen desarrollo en la pareja también. Pero para eso tocará esperar.

 

Podemos ver dos arcos (quizá un tercero puede ser el de Staments) muy claros en este quinto episodio: el de Burnham y Saru y cómo Lorca tiene que enfrentarse a un par de situaciones. Hablemos del primero.

Lorca es secuestrado por los klingons y Saru queda a cargo. Esto le producirá numerosos auto-cuestionamientos sobre su capacidad para ser capitán, hasta el punto que le pregunte a la computadora (muy buena las referencias a Archer de Star Trek Enterprise y Christopher Pike, el capitán del piloto de la serie original) de la inseguridad. No sabe cómo manejar la situación con el tardígrado, ya que nuevamente la vida de un capitán está en juego. Esto trae a flote muchas situaciones del pasado con Burnham, hasta que culmina en él confesándole sus sentimientos de envidia hacia ella. Y no es para menos, realmente ella lo eclipsa numerosas veces en cuánto a poder de decisión. Aún así los momentos entre éstos dos me dan mucha ternura a la vez que pena. Comparten un pasado y la tristeza por la muerte de la capitana Georgiou. A pesar de todo, se nota que dejaron sus diferencias con respecto a lo sucedido y sus maneras de tomar decisiones, diametralmente opuestas.

Mientras en la Discovery suceden esos dilemas y conflictos, Lorca se encuentra prisionero en una nave klingon. Allí se encuentra con Harry Mudd, un personaje que algunos conocerán como el estafador estratega de la serie original. Puede ser fanservice, pero tratándose esta serie de una precuela de La serie original, tiene bastante sentido incluír a ciertos personajes que luego se encontrarán con Kirk y Spock en la Enterprise. Le da un toque más circular a la franquicia.

UvnZdf49Xc0TrSLMQRBQhk7vOB

Volviendo a la prisión, es interesante el nuevo planteo filosófico del capítulo: los klingon en ocasiones dejan que los mismos prisioneros elijan si van a recibir ellos la paliza o la pueden pasar a sus compañeros de celda. Estrategia efectiva para que los encarcelados no se alíen para escapar. Aparte de eso, aparentemente la líder de la nave se encariñó con un humano prisionero (lamentablemente no dieron más información al respecto). Creo que esto les da más dimensión los klingon de lo que se ha visto hasta ahora. Eso sí, no puedo afirmar que en este capítulo sean mucho mejores. He llegado a la conclusión de que en esta historia los klingon van a ocupar el rol de los malos malosos, con poca profundidad, motivos o incluso carisma. Por suerte al menos en este episodio lucen más amenazadores.

descarga

A través de una serie de sucesos nos enteramos del pasado de Lorca y la razón de su rechazo a la luz. En un principio no me gustó que le tuvieran que dar al personaje un motivo para ser tan guerrero. Pero resulta que no le dan un trasfondo tan traumático. De hecho, incluso después de ser torturado se sigue mostrando fuerte y resistente, dispuesto a ganar la guerra cueste lo que cueste. Tiene una cuestión personal con los klingons por el ataque de éstos a su antigua nave. El hecho de que su encarcelación en este capítulo no lo haya quebrado (o eso demuestra al menos), es peculiar, aporta cierto misterio al capitán. Por lo que descubrimos una parte de la psiquis de Lorca. La interpretación de Jason Isaacs es muy adecuada, se nota que disfruta cada segundo.

Por último, Elija su dolor, es un buen primer paso a lograr más unión y compañerismo entre los miembros que conocemos de la tripulación de la Discovery. Resolviendo algunas diferencias y llegando a fijar metas comunes. Tardo lo suyo, pero al menos es algo. Por otra parte, mi opinión de Tillie sigue sin modificarse un ápice. Continúa como la cómica y, aunque a veces funcione, la mayoría se siente fuera de lugar en medio de la solemnidad y las cuestiones morales tan trek o bélicas.

Y así, con interesantes arcos de personajes, un avance en la interrelación de los mismos y más planteamientos morales y científicos concluye este capítulo, que gira bastante en torno al sacrificio. Veremos que nos trae la Discovery en el próximo capítulo.

Hasta entonces, ¡larga y próspera vida!

 

Comentario semanal Star Trek Discovery 1×04

Esta entrada está un par de días atrasada, ¡mil perdones! Venía bien con el cronograma, pero justo cuando ya tenía entradas planeadas se me borra por accidente una que ahora tengo que reescribir y la vida cotidiana me demanda más. Aún así, tarde pero seguro, he aquí mi punto de vista sobre este nuevo episodio.

Una vez terminadas las introducciones de los anteriores, ya vemos por primera vez una misión de la DiDiscovery. Hay un ataque klingon a una nave de la flota estelar y la nave que nos ocupa es la más cercana para poder salvar a sus tripulantes. Lorca quiere aprovechar la ocasión para provar el sistema de trasporte mediante esporas que se nos mostró en el capítulo anterior, debiendo lidiar con la oposición de Stamets. Mientras tanto, Burnham tiene por encargo investigar a una criatura de aspecto peligroso que encontraron en la USS Glenn y que Lorca pretende utilizar como arma en la guerra. Por su parte Voq, el sucesor del líder klingon que conocimos en el piloto, tiene problemas para mantener su nave y su gente está hambrienta, por lo que busca ayuda en el jefe de otra casa.

Este capítulo (que menudo título tiene) me pareció mejor que el anterior, tiene tres historias en particular y me dejó con ganas de ver el próximo aunque no tenga un cliffhanger al final. Presenta una serie de problemas morales que los personajes van a tener que resolver durante la serie. La protagonista nuevamente se ve en uno de ellos. Michael es, como le dice la capitana Georgiou, una exploradora. Eso la lleva a ser impulsiva muchas veces, contrastando cuando es más precisa y sólo se concentra en el conocimiento propiamente dicho (debido a su educación vulcana). Por fin siento que todos estos elementos del personaje están mejor integrados. Su socialización con el resto de la tripulación es uno de los aspectos en los que la serie me atrapa, y es que estoy ansiosa por ver como van a ir progresando y cambiando. Teniendo en cuenta sus convicciones, y como chocan con otros, muchos la miran con prejuicios pensando en su pasado.

Mucho va a tener en común con el “monstruo” que le asignan para investigar. Una criatura inofensiva que tiene necesidades que cubrir pero que es utilizado para fines bélicos o científicos. Buena relación para plasmar.

giphy3

Ya que menciono lo bélico/científico, es otro eje de la historia en toda la serie. En este capítulo en concreto lo personifican Lorca y Staments. El guión es algo inteligente en cambiar estos roles. En un principio, la que opta por lo “bélico” es nada más y nada menos que la protagonista, llegando a desobedecer a su capitana. Luego se nos presenta al misterioso Lorca y Saru permanece en su rol de Pepito Grillo de la ciencia. En la historia de este episodio, Burnham queda al medio o en ninguna parte. Termina accediendo a utilizarlo para la ciencia por sobre la guerra pensando en  la naturaleza de la criatura, pero ella lo ve desde un ámbito emocional: nadie presta atención en cómo se debe sentir o el bienestar de la misma, sólo se aprovechan para otros fines. En lo que vamos de Discovery, nunca queda bien claro qué postura es la correcta. Y, realmente, no la hay. Todos tienen su cuota de razón o error, y eso es algo a destacar.

 

Siguen Resultado de imagen para star trek discovery 1x04habiendo partes aburridas, Tillie sigue sin caerme bien. Es la típica compañera de piso entrometida que da consejos cuando nadie los pide y poco interesante tiene para aportar al lado de una compleja y confundida Burnham. Los klingon todavía no me llaman la atención, su diseño es desagradable y les dan realmente poca personalidad. Parecen esos malos malísimos de otras películas (en este momento recuerdo a los japoneses en Pearl Harbor). Lo único que me interesó de éstos fue la pequeña atracción que parecen tener Voq con la asesora, peculiar. Creo que la muerte de la oficial que supone la mano derecha de Lorca fue desacertada. Quita peso al argumento de los matices que mencioné antes y es bastante penosa, la verdad. El personaje quedará bastante plano.

Nada innovador, pero buen seguimiento al anterior con los dilemas a los que la franquicia nos tiene acostumbrados y muchos posibles conflictos entre personajes.

Larga y próspera vida

 

 

Comentario semanal Star Trek Discovery 1×03

Luego del prólogo que suponen los dos anteriores capítulos, por fin vamos adentrándonos en lo que nos va a proponer esta serie de la franquicia.

Vemos a la protagonista Michael Burnham (Sonequa Martin-Green) llegando con otros presos a la nave USS Discovery, así que finalmente conocemos el sitio donde  vamos a permanecer el resto de la serie. Aún así, por ahora conocemos realmente poco de la misma. Su objetivo y peculiaridades todavía no se nos desvelan.

giphy

Michael es vista con malos ojos por todo el mundo. Sólo se le acercan de alguna manera su compañera de habitación Tillie, que resulta ser la típica chica tímida y verborrágica que si no le dan algo más de carisma puede aburrir, y Saru, el teniente kelpien que trabajó con ella en la USS Shenzou. Los momentos entre este último y la protagonista son muy interesantes y algo emocionales. Tengo mucho interés en ver cómo progresa.

Además de la nave, la principal introducción de este capítulo es el capitán Gabriel Lorca (Jason Isaacs), que quiere ganar la guerra a toda costa (las normas son giphy1para frágiles y el contexto es para reyes va a decir en este episodio) y parece ocultar muchos misterios. Aparecen otros personajes pero los mencionados me parecen los  que más salen en pantalla y son el enfoque al menos en este capítulo.

Me parecen mejor los efectos esta vez, no me molestó la vista y no vi aparecer esas luces molestas que también están en las películas de Abrams. Parece que están desarrollando un arma biológica y el nivel de producción está a la altura de la representación.

Este capítulo sigue presentando la historia, así que espero que ya en el siguiente entendamos más cosas. También el mismo tira de un montón de clichés y hay aspectos característicos de este tipo de series. Lo que me faltó es algo de esencia de la franquicia. El universo de Star Trek es utópico y pacífico en su mayoría, y el hecho de que esta historia se enmarque en una guerra me parece algo fuera de lugar. Esta serie demuestra hasta el momento ser bastante diferente de lo que conozco de la franquicia hasta ahora. Tiene que ver con el formato histórico que propone el streaming sobre el episódico típico de la TV más clásica.  Además de que usaron algunas referencias a la cultura popular. ¿Alicia en el País de las Maravillas y Los Beatles? Me resultó algo extraño, pero no distraen demasiado.

 

 

 

giphy2

Las actuaciones me parecen mejor porque el ritmo de este capítulo es más tranquilo como para dejarles lugar a las interpretaciones. Me cautivó Michael más de lo que pensé y estoy ansiosa por ver que tiene Lorca entre manos, conocer un poco más a la tripulación y deseo que aparezcan más vulcanos y la capitana Philippa Georgio, que dudo que no la veamos más.

Sin ser demasiado significativo, al menos me dejó con ganas de más. A ver que encontramos en la Discovery el próximo lunes, hasta entonces, ¡larga y próspera vida!

 

 

 

 

Comentario semanal: Star Trek Discovery

Hace un tiempo empecé a interesarme por la franquicia de ciencia ficción tan grande que supone Star Trek. Está desde hace 50 años y parece que nunca se va a olvidar (después de todo, la primera serie fracasó y sólo gracias a sus fans tuvo más encarnaciones). Empecé hace poco a ver La serie original de 1966, que espero comentar en algún momento por aquí.

Justo en ese descubrimiento de mi posible lado trekkie, me entero de que, el pasado 25 de septiembre, salió una nueva serie de la franquicia. Un hito, ya que la anterior, Star Trek Enterprise, no tuvo el éxito esperado. Tras las exitosas películas reboot de la Serie Original del 2009 de J. J Abrams (Star Wars: El Despertar de la Fuerza), la CBS prueba suerte con esta precuela de la historia de Kirk y el Señor Spock para lograr suscripciones a su servicio de streaming. Siendo una precuela de la original, que estoy viendo, me decidí a echarle un vistazo a los dos primeros capítulos que en realidad representan uno de esta nueva.

La verdad llegué con tanto atraso al comentario de éstos capítulos que poco sentido tiene mencionar la historia. Además de que estos capítulos sirven a modo de introducción de los personajes y el conflicto, pero todavía ni siquiera conocimos a la USS Discovery, la nave principal en la que se va a desarrolla la trama.

Lo que me gustó fue, como siempre, el aporte multirracial que caracteriza a la franquicia, creo que la historia que presenta tiene potencial. Me cayó bien la capitana, quiero saber más de ella; trata conflictos que solemos ver en este universo (lógica y emociones, guerra y diplomacia, etc.) y además de que los efectos ya no son una limitación como en varias predeceras. El espectador escéptico por la mala calidad y falta de presupuesto de estas producciones no tiene derecho a queja en esta Star Trek.

Por otra parte, la presentación de la protagonista me pareció floja. Nos llenan de flashbacks y exposición que no veo bien compaginado con la actuación. Si se supone que fue criada por la especie sin emociones, el cómo nos la muestran tan impulsiva es algo que no entiendo. Disfruto mucho más de ver a Spock, que siendo medio humano medio vulcano tiene dilemas similares. Además de que todo el peso dramático y el enfoque en general recae justamente en la protagonista, por lo que nos irrita algo más verla en pantalla. Si algo es notorio en Viaje a las Estrellas es la participación que se le da al equipo. A pesar de que el capitán y el primer oficial aparecen con más frecuencia, nos encariñamos  también con los secundarios y ver las relaciones entre todos los personajes. Espero que esto cambie, aunque es verdad que no tiene sentido acerca a la tripulación de una nave que no va a ser el sitio donde el resto de la historia va a centrarse.

A pesar de que los efectos y la cinematografía están muy bien, el exceso de luces (errores ys criticados en las películas de Abrams) abruma a la vista. No sé si será porque me acostumbré a la serie original, pero estos capítulos parecían un moderno y apocalíptico videojuego de la Play 4, sin ir más lejos. Tal vez me acostumrbe.

Muchas cosas se criticaron de los klingons, pero poco tengo que opinar sobre esto. Desconozco la naturaleza de esta especie en las otras series. Sí me doy cuenta las similitudes del discurso de su líder con el mensaje de ISIS o Donald Trump. Pero no lo juzgo, las series

de Star Trek siempre fueron un producto de sus tiempos. En la original (que

 

salió al aire en plena Guerra Fría y época racial), sacaron a personajes como Pavel Chejov o la teniente Uhura, que representaron mucho en la TV estadounidense. Y no sólo personajes sino que temáticas varias propias de sus momentos de emisión hicieron que para muchos la serie fuera culturalmente importante (y ciertamente, lo es). Aún así, el hecho de representar a los villanos como lo mencionado no desafía lo establecido ni aporta nada significativo. Es otro espisodio más de la guerra de Hollywood contra estas posturas.

Con muchos motivos para seguir viéndola y otros tantos para estar escéptica, le voy a dar la oportunidad a Star Trek Discovery. Cada semana voy a comentar el correspondiente capítulo, a ver si la nueva aventura espacial está a la altura de la leyenda de la franquicia, si utiliza su potencial y prepsupuesto y, como no, si llega a donde ningún hombre a ido antes.