El desfile de las brujitas de Trigger

¡Qué sería de Halloween sin las brujas! Desde la malvada bruja del oeste hasta las jocosas de Hocus Pocus, la cultura pop ha producido tantas versiones que sería imposible abarcarlas todas en menos de un mes. Por la pantalla pasaron las verrugas, diferentes colores de piel, narices puntiagudas, ropa de moda, sombreros en punta, accesorios peculiares y hechizos de nomenclaturas extravagantes. Tanta variedad obliga a elegir, y aproveché la oportunidad para traer algo del país del Sol Naciente.

Como no tengo mucho tiempo para comentar una serie, opté por volver a las jóvenes brujas de Luna Nova. Con una premisa que bebe directamente de Harry Potter y muchas referencias a producciones occidentales, la franquicia de Little Witch Academia ha adquirido cierta popularidad desde el estreno de su primer OVA en el 2013. Para mí tiene todas las papeletas como para volverse un icóno de la Víspera de Todos los Santos, así que le dejo su merecido lugar en este especial.


     2015 | Aventura, fantasía, comedia | Trigger | 53 min.

Por liarla siempre en clases, Akko, Lotte  Sucy deberán organizar un desfile junto con otras “delincuentes” en representación de la Academia de Magia Luna Nova en una ciudad cercana si no quieren ser expulsadas. Cuando descubra que la ceremonia consiste en humillar a las brujas retomando antiguas tradiciones, Akko decide modificar la celebración para demostrarle a los humanos que la magia es moderna y maravillosa.

Si nunca vieron las aventuras de Akko y compañía, recomiendo comenzar por este mediometraje. Quizá muchos no estén de acuerdo, después de todo el desencadenante de tanto hype fue el mencionado cortometraje dos años anterior. Y es cierto que este último es atractivo, presenta de maravilla a nuestra protagonista y genera interés sobre el mundo en el que suceden los acontecimientos. Pero considero que Enchanted Parade es una síntesis de todo lo que caracteriza a este universo: la comedia visual ágil, la energía de sus personajes, lo irritable que puede a llegar a ser la principal, los secundarios adorables y las excentricidades simpáticas con las que se encuentran. No nos deja maravillados como su antecesor o ciertos momentos del programa de TV, carece de las escenas dentro del colegio más relajadas y aún así en menos de una hora es capaz de resumir todo lo que Little Witch Academia supone. Si luego de darle una oportunidad no te convence, entonces es poco probable que te enganchen las otras entregas.

La historia es lo más predecible que puede haber dentro del entretenimiento familiar. El grupo que se pelea, un personaje egoísta que eventualmente admite su error, el evento que tiene un giro “””inesperado””” (nótense las comillas) y que de todas formas termina bien, etc. De manual, queridos lectores. Pero lo cierto es que me cuesta exigirle algo más elaborado a esta producción de Trigger, porque no pretende ser más compleja en ningún momento. Es una comedia para todo público, cargada de elementos que hemos visto en más de una ocasión; y gracias a ellos nos sentimos como niños otra vez con este especial.

Además, hay que admitir que dentro de la franquicia tiene grandes aciertos que a veces incluso la dejan mejor parada que a su OVA predecesor y el show de TV posterior. Aquí nos introducen a Amanda, Constanze y Jasminka, que suman comedia y dinamizan cada escena en la que aparecen con sus personalidades distintivas (a pesar de que rozan el arquetipo estricto). Nuevamente tenemos a Diana Cavendish monitoreando los delirios de Akko y a la profesora Úrsula atenta, procurando que el desfile tan espectacular que quiere hacer nuestra protagonista salga bien. Podría decir que de todo lo que se ha visto de Little Witch Academia hasta el momento en este especial es donde la aparición y relación entre los personajes está más balanceada, apareciendo todas en su justa medida.

En esta cinta que no llega a la hora de duración, Trigger continúa su estilo ligado a la épica del mecha: el clímax toma bastante de las batallas finales de los mismos, con trajes, armaduras, y artefactos cada vez más grandiosos y poderosos, compitiendo a ver cuál se lleva la escena más bombástica de todas. En líneas generales el apartado visual de esta producción destaca y deslumbra con secuencias de animación ágiles, fluidas, aprovechando el movimiento del vuelo en escoba, empleando ángulos interesantes. Cada personaje se mueve de una manera reconocible acorde a su carácter, cosa que no es muy común en la animación japonesa fuera de las salas de cine.

Little Witch Academia: the Enchanted Parade, como decía anteriormente, es la mejor introducción posible al universo de las brujas de Luna Nova, así como un espectáculo perfecto para la ocasión, con un clímax sumamente entretenido y una propuesta visual atractiva y lúdica. Me estoy dando cuenta de que me encuentro volviendo seguido a este mundo, y con el encanto de su narrativa no es de extrañar.

749

 

 

Anuncios

Maratón DreamWorks 12: “Wallace y Gromit: La Maldición de las Verduras”.

¡Buenas, buenas! Estoy de regreso en mi querida y abandonada bitácora, espero sepan disculpar el estado de letargo en el que quedó este blog en lo que va de año. Muero de ganas de que lleguen las vacaciones para retomar todos los borradores que están aguardando a ser publicados, pero no es momento de adelantarnos. Ha llegado octubre, y eso sólo puede significar una cosa: ¡Halloween! Se viene la noche más terrorífica del año, y en Vorágine de Palabras nos dedicamos a hablar de ficciones que podemos disfrutar los más asustadizos sin perdernos el clima de esta fiesta. Desde pequeña adoro ver películas cargadas de la imaginería de noche de brujas, pero ante cualquier jumpscare medio facilón ya me quedo perturbada al punto de ser incapaz de conciliar el sueño.

Esta sección comenzó enfocada en la animación, y aunque la idea es eventualmente incorporar también live-action, esta Vorágine de Halloween 2019 se queda en los dibujos en movimiento, ya que la edición del año pasado quedó truncada, pudiendo sólo recomendar un mediometraje. De hecho, ya que estamos, ¿qué tal si matamos dos pájaros de un tiro y también recuperamos otro especial de este blog? En efecto, señoras y señores, esta entrada es además la continuación de la lentísima Maratón DreamWorks. Aprovecho la ocasión porque el siguiente largometraje que toca es ideal para ver este mes. Sin más dilación, ¡comencemos con el especial!


Si bien está claro que no soy muy seguidora de esta transición de DreamWorks a la comedia pura, sigo reconociendo que es un estudio que da oportunidad a la variedad. Podemos tener una cinta plagada de humor referencial y celebrities como viene siendo la norma, pero también dan lugar a ideas ciertamente peculiares y personajes que, aunque no acostumbramos a ver en el cine familiar, se vuelven íconos muy queridos. En la maratón ya hemos comentado algunos, pero todavía nos quedan bastantes por conocer.

El caso que hoy nos ocupa, en cambio, es otro tipo de film. Wallace y Gromit ya habían demostrado en cortometrajes estrenados en los años 90 que son uno de los dúos más adorables de la animación. Con un par de Óscars encima y tras el éxito de Chicken Run, Katzenberg le pidió a Nick Park y su equipo de Aardman otra colaboración; esta vez trayendo a la gran pantalla a sus dos personajes más reconocidos. No sólo ganó un premio de la Academia (el único de la productora hasta la fecha aparte de Shrek), sino que extendió la popularidad de los personajes al público general.

2005 | Aventura, comedia, animada | 1h 25min | Nick Park, Steve Box | ★★★

En esta oportunidad, Wallace y Gromit son controladores de plagas de conejos en el pueblo, y están cargados de trabajo, pues se acerca la competición anual de verduras y todo el vecindario quiere asegurarse de mantener a salvo sus cultivos. Sin embargo, sus métodos pacíficos serán cuestionados cuando aceche el misterioso hombre-conejo, y Lord Quatermaine quiera resolverlo recurriendo a las armas. Gromit no tardará en darse cuenta de que tal vez las locas invenciones de Wallace hayan vuelto a generar caos, y le tocará una vez más resolverlo.

La premisa es bastante absurda, y las situaciones en las que se ven enfrascados los protagonistas son propias de la excentricidad de la comedia inglesa. Particularmente los habitantes del pueblo tienen líneas y momentos bastante graciosos, con muchos momentos de homenaje burlón a los clichés del cine de terror. Los propios directores calificaron a la cinta como la “primera película de horror vegetariana del mundo”, y ciertamente esa afirmación ya sintetiza la película.

giphyCabe aclarar que la carga irónica se conjuga con la dinámica inocente del dúo protagonista. El carisma y carácter torpe de Wallace se complementa con las expresiones de exasperación y la resolución de Gromit, en donde el perro es el que se encarga de resolver los desastres del humano. Con un humor que surge de los silencios y los pequeños gestos, haciendo que la película no peque en ningún momento de grandilocuente, sin perder su personalidad en el camino.

Qué decir de la animación (¡la animación!). En una época en la que el CGI y el 3D dominan las salas de cine las producciones como esta suponen un soplo de aire fresco. Esta cinta tomó cinco años en hacerse, iniciando Aardman el proceso de creación justo después de finalizar su anterior colaboración con DreamWorks: Chicken Run (2000). Realmente se nota el esmero y trabajo en un resultado impecable, donde el movimiento favorece a la caracterización de los personajes y los gags.

A pesar del buen rato que se pasa viendo la película, dista de ser un trabajo redondo ysource pulido. La trama resulta bastante predecible, los personajes secundarios no son tan entretenidos y por ello quizás debería haber tenido menos duración. Problemas similares a los que tuvo la cinta anterior ya mencionada, y que no es de extrañar que se arrastratan dado lo cerca que estuvieron sus producciones. Aún Nick Park y compañía se encontraban dando sus primeros pasos en la gran pantalla, teniendo que adaptar su estilo narrativo al largometraje con una técnica de animación bastante laboriosa. Por ello no hay que restarles mérito y ver esta cinta por lo que es: entretiene bastante, hace reír y cuenta con unos protagonistas entrañables que hacen disfrutar de principio a fin, con guiños y pequeños detalles que hacen de Wallace y Gromit: La maldición de las verduras un deleite que aporta algo ligeramente diferente a lo que solemos ver estas fechas.

 

 

“La leyenda de Sleepy Hollow”, terror a la Disney.

Octubre está a días de finalizar, y eso sólo puede significar una cosa. La festividad más terrorífica del año está a la vuelta de la esquina. Más allá de sus detractores, los que ya la incorporamos adoptamos nuestras costumbres para la noche de brujas: desde disfraces hasta la decoración de calabazas.

d36a56b5af1497d0d66f5104a0cecc09Si siguen el blog hace un tiempo, sabrán que esta bitácora también celebra Halloween y, dada la naturaleza cobardica de su autora, difícilmente se hable por aquí de clásicos indiscutibles del terror. Más bien los lectores encontrarán un repertorio de dibujos animados que están relacionados de una forma u otra a la imaginería del evento, que pueden ser disfrutados por todo el mundo sin perjudicar sus horas de sueño.

¿Significa eso que la animación no puede ser perturbadora y espeluznante? Para nada. Desde que soy niña he visto gran cantidad de escenas que se me han quedado grabadas de lo aterradoras que me resultaron. Sin lugar a dudas, hay obras que pueden estremecernos tanto como los actores de carne y hueso. Aunque tampoco me quiero adentrar por esos lares, por lo que este año vuelvo a traer cortos y largometrajes que asustan en mayor o menor medida, pero que de todas maneras deberían considerarse para (re)descubrir en estas fechas.


Un gran exponente de esta combinación de risas y sustos es La leyenda de Sleepy Hollow (1949). El relato homónimo escrito por Washington Irving de 1820 es un auténtico referente de la literatura estadounidense, que ha inspirado gran cantidad de adaptaciones a lo largo de los años. Muchos conocemos la versión que en 1999 dirigió otro gran nombre asociado a Halloween: Tim Burton. Cinco décadas antes, Walt Disney sacó su última “película-paquete” compuesta de dos cortos basados en grandes obras literarias: la mencionada comparte metraje con la adaptación de El Viento en los Sauces, que no comentaremos ya que no tiene mucha relación con la víspera de Todos los Santos.

Así pues, damos por inaugurada la Vorágine de Halloween 2018 con un verdadero clásico, que presenta a un personaje mítico del terror con un tinte caricaturesco.

ac604107acde1abcccbf9e7f2c90a019

Ichabod Crane es un profesor que llega al pueblo neoyorquino de Sleepy Hollow a trabajar. Muchos se ríen de él por su aspecto, pero su educación y maneras inspiran respeto y admiración en las damas locales. Su objetivo es conquistar a Katrina Van Tassel, la hija del terrateniente más rico de la región y así gozar de su fortuna. No lo tendrá fácil, pues Fornido Hueso – el tipo más popular del pueblo – quiere también a la joven. Parecería que Ichabod tiene todo bajo control, hasta que en la noche de Halloween se encuentra con el temible jinete sin cabeza del que tanto escuchó hablar.

No me crié con este cortometraje. Jamás apareció en la pantalla del televisor de mi casa, y no llegó a mis manos el VHS de la cinta de la que proviene, como sí sucedió con gran cantidad de clásicos de la casa del ratón. Así que es la primera vez que veo esto y me ha resultado un soplo de aire fresco. Hace mucho tiempo no disfruto de un cartoon tradicional y de sus cualidades que han erosionado las nuevas técnicas de animación predominantes.

El Sleepy Hollow de Disney es un producto de sus tiempos: una comedia romántica sin diálogo cuya gran baza es el uso de slapstick a lo loco, personajes caricaturescos y sumamente expresivos además de una narración cargada de ironía con las voces de Bing Crosby en la VO y Germán “Tin Tan” Valdés en el doblaje (ambas excelentes y exquisitas). Y si todo eso no basta para encasillarla automáticamente entre los lugares comunes de su época, basta con escuchar cualquiera de las canciones que contiene para notarlo.

Teniendo en cuenta lo que asociamos a las producciones de la compañía, ésta historia no nos presenta personajes agradables o mínimamente queribles. Ichabod fantasea con la muerte del señor Van Tassel para obtener dinero y comodidades, Fornido Hueso es superficial y Katrina simplemente quiere tener a todos los hombres del pueblo a sus pies para enfurecer al anterior. Lejos de ser un problema, es el motor cómico de su desarrollo.

También están esos reconocidos quince minutos finales en los que la trama da un vuelco y se torna oscura, sin abandonar su carácter burlón. Y no es de extrañar que sea el fragmento que se lleva los aplausos. Sin desmerecer el resto del corto, es el clímax el que despliega más creatividad artística con sus fondos, animación y efectos de sonido que beben de creaciones previas de la productora como la mismísima Blancanieves y los Siete Enanitos y El Viejo Molino (ambos de 1937). Además de generar la representación más icónica del Jinete sin Cabeza, combinándo su imagen amenazadora con el aterrorizado Ichabod. El contraste que supone ver a éstos dos en el bosque representa la combinación de sustos y risas que constituye esta obra. Sencillamente inolvidable.

Y poco más queda por añadir, pues contando con la duración justa esta es una de las adaptaciones más fieles al texto. Enmarcado en una misteriosa biblioteca con otro narrador enigmático que aporta a la atmósfera ideal para la noche de muertos. Divertido de principio a fin tanto para adultos como para niños algo mayores, no puedo dejar de recomendárselo; incluso si no son fans de Disney.

 

Reseña de “ParaNorman” de Chris Butler y Sam Fell

En la pasada reseña de La Novia Cadáver, comenté que a partir de ese momento iba a emerger Laika, un estudio conocido por producciones en stop-motion. Hoy retomo lo dicho y escogí una película de ellos que nunca había visto antes y me daba mucha curiosidad: ParaNorman. El juego de palabras se entiende perfectamente en español, así que no apoyo ni comprendo el título en España (¿”El alucinante mundo de Norman”? ¿En serio?). Más allá de títulos, veamos que nos propone este largometraje.

paranorman

2012 / Animación, comedia, aventura / 1h 32min / Laika

Norman es un chico que puede ver y hablarle a los muertos. Por ese motivo, es excluído y tratado como un bicho raro, incluso haciéndolo su propia familia. Un día, su tío- que tiene el mismo don que él – le dice que se debe encargar de lo que venía haciendo hasta ahora: cuidar que una bruja que fue colgada hace trescientos años no cumpla su maldición y convierta en zombies a los que la apresaron en su tiempo.

maxresdefault

Para la Vorágine de Halloween tenía muchas ganas de ver las películas del estudio Laika, pues éste me resulta fascinante. Su animación tiene ese toque tradicional y distinto y sus films poseen mucha personalidadParaNorman es la primera que voy a comentar (ya que no voy a hacerlo en orden cronológico) y me resultó una experiencia muy grata.

 

Estamos ante una cinta que nos presenta a un protagonista que es el chico excluido, su amigo el gordito gracioso, el matón del colegio, la familia que no entiende a su hijo, los adolescentes descerebrados y los adultos que rozan la parodia. Bastante estereotipado y común, ¿no? Pues sí, pero sus personajes están muy bien usados para muchos momentos cómicos, aspecto que tiene mucho que ver con sus excelentes diseños. Aún así algunos logran encariñarnos y otros adquieren cierta profundidad a medida que avanza la historia. Es muy sencillo identificarse con Norman y Neil es de mis favoritos, son absolutamente adorables. Agatha me encantó, definitivamente me hubiera gustado verla más en pantalla, aunque quizá hubiera arruinado un poco la trama.

giphy12

La historia tiene muchos elementos que la hacen muy actual, puesto que no pretende ser un cuento de hadas o una leyenda (como si puede ser el caso de su antecesora, Coraline) y eso es perceptible desde los mencionados diseños, el diálogo y ciertos chistes. Pero no toda trama tiene que ser atemporal para llegarnos y ese es el caso de ésta película. ParaNorman nos hacer reír a la par que emociona. Muchos monstruos nacieron de lo más profundamente humano y eso lo saben captar aquí. El uso de lo sobrenatural para contar una historia de aceptación, bullying y el pasado  enmarcada en un ritmo bien manejado, con muy destacable animación, detallados fondos y hábil dirección hacen de ella un must no sólo para Halloween, sino que de la animación en general.

Paranorman-disneyscreencaps_com-9323

Es verdad que tiene algunos problemas y que se perciben en su desarrollo: algún giro predecible, el mensaje se palpa desde un comienzo y algún que otro personaje no me cayó en gracia (en mi opinión, la hermana de Norman es insoportable y cliché a más no poder). Pero tiene sus contrapartes buenas, el último acto de la peli aún siendo construído hace un tiempo es bello, íntimo y hasta algo sorprendente. Combina muy bien lo divertido con lo triste y profundo además de que hay otros personajes arquetipos que son interesantes. Eso sólo supera con creces algunas decisiones que me resultaron erróneas como la muy vista escena de persecución. Creo que es transmite sentimientos con los que tanto adultos y adolescentes como niños algo mayores pueden conmoverse. Me encantaría comentar más sobre esta película, pero para no desvelar demasiado y dejar que ustedes mismos puedan experimentarla.

Sin dudas, me gustó mucho esta segunda obra, altamente recomendable, de un estudio que me parece que merece más atención de la que recibe, aunque prefiero dejar el asunto de Laika para otra ocasión. Todavía me queda ver otros de sus trabajos, como la conocida y oscura CoralineBoxtrolls además de otras que no pertenecen a ellos.

giphy11

 

Yo estoy disfrutando mucho este especial, ¿y ustedes? ¿Cuál es su favorita hasta ahora? ¿Tienen su película favorita de Halloween? Espero sus comentarios y, ¡hasta la próxima reseña!

 

 

 

Reseña de “La novia cadáver” de Tim Burton y Mike Johnson

Sigue la Vorágine de Halloween con un film de los indiscutibles de estas fechas: Tim Burton. Su aporte gótico con animación en stop-motion ya lo colocó alto, aunque ésta fuera dirigida por Henry Selick, con “Pesadilla antes de Navidad” (“El extraño mundo de Jack” en latinoamérica). Años después, presentó la cinta que nos ocupa hoy. “La novia cadáver” fue en su momento una de mis películas de cabezera cuando se acercaba la noche de brujas. Por lo que su visionado para esta ocasión me entusiasmaba mucho, así que paso a dar un poco de mi perspectiva con ojos más adultos.

6252437886_08fa59e8ef (1)

2005 / Animación, drama, comedia romántica / 1h 17min / Laika

“¿Puede romperse un corazón cuando ya ha dejado de latir?” Victor y Victoria son dos jóvenes hijos de familias ricas al borde de la ruina que deben casarse, pues los padres de cada uno – desconociendo de la situación de los otros – creen que el matrimonio los sacaría a flote. Sin embargo, practicando sus votos nupciales en el bosque, Victor despertará a Emily, una chica muerta que esperaba por un comprometido que nunca llegó.

giphy9

Muchas divisiones generó esta cinta entre los fans del director. Mientras que para muchos le llegaba con suerte a los talones a “Pesadilla…”, otros la veneraban como una joya infravalorada en su repertorio.

Por mi parte, hay un elemento en ambas que hace que las dos pelis cuenten para mí como espectaculares en el campo de la animación en general y en la filmografía de Burton en particular: sus protagonistas. Tanto Jack Skellington como Emily (pues ella es la verdadera estrella del film), terminan sin llegar al objetivo que se plantearon o de la manera en la que se lo esperaban. Ese tipo de desarrollo me resultaba muy contrastante con el de la mayoria de películas familiares, donde todos lograban lo que querían o salían ilesos de múltiples situaciones. Sumado al estilo gótico y exótico del cineasta, creo que a un niño o adolescente estás obras les pueden suponer cosas muy importantes o los introducen a otras maneras de ver películas.

2705_14606 (1)

Ahora, hablando sólo de “La novia cadáver”, tengo que admitir que esta vez no me fascinó como hace varios años. Pero lo que sí es innegable es la belleza de la película. El contraste entre el mundo aburrido victoriano de los vivos con el pintoresco mundo de los muertos ofrece momentos muy divertidos para los adultos. Esa mirada Burton del tema llena de identidad a muchos de sus trabajos. La música de Danny Elfman (miembro claro del plantel permanente del equipo del cineasta) es buena. La secuencia de la introducción está muy bien cuidada como para llamar la atención del espectador.

Aún con sus altibajos, la historia está muy bien. Tiene un formato similar al típico cuento de hadas con un final conmovedor y escenas que rememoran a otros clásicos del director como Eduardo Manostijeras o, cómo no, Pesadilla antes de Navidad. Realmente crea un shipeo peculiar entre Emily y Victor, la escena del piano me parece mejor que todos los momentos del protagonista con Victoria juntos. Las partes con las familias de ellos y el villano son bastante aburridas, eso sí. Aunque puede ser que la idea sea esa, ya que los vivos son muy insustanciales en este film. Además, creo que hay canciones que sobran, como “Lágrimas que derramar” o “La canción de la boda”; al menos no distraen o arruinan lo bonito de éste.

“La novia cadáver” es ya un clásico de Halloween para muchos. Y tiene muchas razones para serlo. La bonita atmósfera, animación y diseño muy cuidados, una protagonista muy carismática con un cierre emotivo y todos esos toques que a los seguidores de Burton les pueden encantar sin dejar de ser familiar dan un producto ideal para ver el 31 de octubre y que ver gusanos, arañas, muertos y algo de humor negro no den miedo pero sí entretenimiento.

giphy10

Dato de color: en esta película co-produce Laikaun estudio que en ese momento no había producido un largometraje propio pero que luego se volvería el rey en films animados con stop-motion y cierta atmósfera también gótica/”halloweenera”. En el futuro comentaré alguno de éstos por aquí.

 

Reseña de “Hotel Transilvania” de Genndy Tartakovsky

Una de las festividades más comerciales y celebradas hoy en día es sin duda Halloween. Habrá gente que la rechace totalmente por ser “estadounidense” y otros que la verán como su favorita, pero no entraré en la discusión. Sin embargo, es innegable el peso que tiene, tanto que la industria cinematográfica no está ajena a la misma. Cuando llega octubre canales de televisión hacen sus especiales, salen films temáticos para adultos y niños y la gente se hace sus maratones personales.

Como cualquier fan de los disfraces, las buenas historias y la ficción en general, se acerca el 31 y estoy llena de espíritu “halloweenero” y, ya que en mi país no tiene demasiada repercusión (apenas si se menciona), me alojo en series, películas y novelas para darme ese toque de la fecha que echo en falta.

Siendo una asustadiza irremediable, el cine de animación desde pequeña ha sido una gran fuente de esa dosis de historias de halloween que consumo. Por lo que en vísperas de esta fiesta llena de arañas, brujas, zombies y calabazas recomendaré por aquí cintas animadas llenas de esos elementos que queremos ver estas semanas.

  hotel-transylvania_510giphy4

2012 / Animación, comedia, familiar / 1h 31min. / Sony Pictures Animation

El film que reseño hoy es el primer largometraje de Genndy Tartakovsky (El Laboratorio de Dexter, Samurai Jack). Que resultó ser un éxito en taquilla. Y no es para menos, la película es absolutamente comercial, y eso no significa exactamente que sea mala, ¿no? Bueno, le veo pros y contras que me dejan algo insípida.

La trama nos presenta al conde Drácula, que tiene una hija con la cual es sobreprotector y, en su temor a que algo malo le suceda, construye el Hotel Transilvania, donde monstruos variopintos se alojan en sus vacaciones para desconectar y no tener que preocuparse porque los temidos humanos los vean. Aunque esa tranquilidad y confort se verán interrumpidos cuando un joven turista humano ingrese de casualidad el lugar.

hotel-transylvania-img09

Lo primero y principal a destacar de ésta es el aspecto técnico. La animación es totalmente veloz y la edición ayuda a lograr muchos momentos llenos de humor. Y es algo que también noté en el otro éxito de Sony Pictures Animation, Lluvia de Albóndigas (o LLuvia de Hamburguesas, según el país), donde los personajes tienen una expresividad cómica. Utiliza recursos del cartoon clásico muy bien trasladados al 3D. Basta con ver la secuencia de créditos finales, donde salen los personajes animados tradicionalmente y tiene ese estilo, además de que se parece más a los trabajos previos de Tartakovsky. Cada personaje tiene una forma particular de moverse y hablar. Si es que hasta en las escenas en las que se ponen serios y el ritmo es más lento no se pierde la coherencia con el frenesí visual que se produce en otros momentos, adecuándose a cada situación. No encuentro nada para criticar en este apartado.

giphy5

Sobre la historia si tengo bastantes contras, creo que tenía una premisa que suele atrapar: juntar muchos personajes ya clásicos con un giro más cómico y caricaturesco en un hotel ofrecía muchas posibilidades con las que jugar. Pero lo que podría haber sido un producto cómico y creativo termino tomando un enfoque visto mil y una veces. Ese drama familiar del padre sobreprotector con la moraleja de “déjalos crecer” se me tornó aburrido, aparte de que el romance que establecen entre la hija de Drácula, Mavis y Jonathan no interesa en absoluto, es flojo (¡incluso inventan la palabra “zing” para referise al amor a primera vista!). Se nota que está hecha para todas las edades y que sea disfrutable para niños pequeños, en desmedro del entretenimiento adolescente o adulto.

Por otra parte, los personajes resultan desaprovechados por la moraleja y la historia. Tienen a monstruos archi-conocidos por la audiencia, les dan una animación única a cada uno y los reúnen para usarlos en el primer tercio de la película. Una pena. Aún así, cuando aparecen en esa primera parte, son hilarantes, lo cual me demuestra lo genial que la cinta pudo haber resultado si la hubieran llevado por otro camino.

giphy6

Otra cosa que no sabría definir si se me hizo molesta o no fue el problema que encuentro en muchas películas animadas en la actualidad: la mención a marcas, cháchara moderna y referencias en cada esquina. Algunas me hicieron desternillar de risa (burlándose hasta de Crepúsculo), mientras que otras me sacaron de la ficción. Es entendible que todo eso venga de Jonathan, ya que es el humano joven que está interiorizado en todo eso. Pero cuando le tocan esos asuntos a los monstruos queda completamente fuera de lugar y sin sentido. Si tienen un concepto de los humanos del siglo XIX, creyendo que siguen utilizando antorchas para espantarlos, ¿cómo saben sobre cosas tan actuales? ¿Drácula tiene que rapear? No me lo explico. Por momentos si sentí que perdió muchos puntos con esto.

Hablando del doblaje, la versión original es excelente. Adam Sandler como Drácula es fantástico y otros como CeeLo Green como la Momia o Jon Lovitz como Quasimodo son graciosos también. Selena Gomez en el papel de Mavis es correcto para el poco personaje que le dan. Tanto en castellano como en español latino le dan a Drácula ese acento, que sale bien. Generó algo de polémica que en el castellano le pusieran acento andaluz al hombre lobo, dejando un chiste algo inentendible, pero no me causó risas ni me horrorizó. Ambos estuvieron bien, pero en ésta me inclino más por el latino, pues no me convenció la voz de Mavis ni la del monstruo de Frankenstein y su esposa.

Incluso con la charla moderna y referencias a marcas, enfoque típico y mal uso de sus herramientas en ocasiones, Hotel Transilvania es un film entretenido. Con su desternillante animación, gags efectivos y personajes memorables además de aportar un interesante punto de vista sobre la relación monstruos-humanos que logra contentar a toda la familia para una tarde de fin de semana o cuando uno busca una comedia ágil, rápida en su visionado y ligera sin la carga creepy u oscura que nos ofrecen otros animados para Halloween. No será mi favorita para el 31 de octubre, pero recomiendo verla al menos una vez.

17201_ppl